La mar de pesca

Abadejo, ferrete

Pollachius pollachius

Descripciónabadejo ferrete

  • Cuerpo esbelto de color pardo verdoso y plateado en los costados.
  • Los ejemplares jóvenes tienen colores vivos en el momento de su captura.
  • La mandíbula inferior es muy prominente y no tiene barbas.
  • La línea lateral, por encima de la aleta ventral, está arqueada hacia arriba, y la primera aleta anal comienza bajo el centro de la primera aleta dorsal.

Hábitat

  • Es un pez autóctono del cantábrico que se encuentra en las zonas rocosas cubiertas de algas, altos fondos y cerca de cascos hundidos.
  • Los “ferretes”, como se llaman los ejemplares jóvenes, pueden encontrarse en fondos de arena.
  • Su conservación y frescura se deteriora con mucha rapidez por eso en su manipulación deberemos extremar los cuidados.

Qué come

  • Lanzones
  • sardinas
  • boquerones
  • cangrejos.

Cebos recomendados

  • Lanzones
  • trozos de pescado
  • calamares
  • xorra
  • xorrón
  • cangrejos
  • señuelos pequeños artificiales.

Reproducción

  • La talla mínima es de 30 cm.
  • Se reproduce de enero a junio.
  • Su pesca está en peligro por la sobrepesca, tanto de adultos como de juveniles.
  • Cuando es pequeño se denomina ferrete; su carne es buena, pero tiene el inconveniente de que se conserva mal.

Observaciones para su pesca

  • Con volantas (ejemplares grandes), trasmallos o palangre (ejemplares nuevos).
  • Entra al curricán o con escabela, cucharilla o señuelos artificiales.
  • El abadejo suele atacar los cebos en movimiento, con lo que, al recoger la línea se debe de subir y bajar la caña para provocar el ataque.
  • En época de reproducción, de enero a junio forma grandes bancos.
  • Es uno de los reyes de la calderada, con su punto justo de cocción. Se puede preparar también a la romana o asado.