Maragota, farragueta

Maragota, farragueta

Labrus bergylta

Descripción.Maragota, farragueta

  • Pez sedentario de cuerpo rechoncho, hocico puntiagudo que finaliza en una boca con labios carnosos y dentadura potente.
  • Tiene una única larga aleta dorsal, provista de una veintena de espinas.
  • Tiene escamas grandes y duras.
  • Su color varía dependiendo de la edad, madurez, estado emocional y lugar donde habita.
  • Por lo general es marrón rojizo o pardo verdoso con numerosas pintas de pequeño tamaño.
  • El color es tan variable que incluso se llega a pensar que hay dos clases: El Pinto y la Maragota.

Hábitat.

  • Especie muy común, con predilección por las zonas rocosas ricas en algas y poco profundos.
  • Se sitúan escondidas entre las algas y permanecen quietas cuando presienten el peligro.
  • Prefiere vivir en aguas limpias de las que escapa si se enturbian.

Qué come.

  • Es muy voraz. Come gusanos, quisquilla, cangrejos, moluscos y pulgas de agua.

Cebos recomendados.

  • Moluscos pequeños
  • coreana
  • xorra.

Reproducción.

  • Le llega su madurez sexual a los dos años (16-17 cm.) Su máxima longitud es 66 cm.
  • Todos son hembras en sus primeros ocho años y luego unos pocos cambian a macho.
  • Los más grandes son generalmente machos.

Observaciones para su pesca.

  • Se pesca a fondo y a boya.
  • Preferiblemente de día y con una caña larga para mantenerla lejos de las cuevas de las rocas.
  • Se pesca con facilidad.
  • Si se poner varios aparejos en una misma línea, es muy fácil cobrar varias piezas simultáneamente.
  • Resulta una pieza muy codiciada por los pescadores deportivos.

maragota

Share

No se admiten más comentarios